martes, 24 de febrero de 2015

Breves apuntes de la historia de Puerto Rico: desde 1536 a 1826

Breves apuntes de la historia de Puerto Rico
(desde 1536 a 1826)

Por Pablo L. Crespo Vargas

Desde 1536 a 1625: Aspectos generales

Las amenazas extranjeras: El desarrollo del imperio español, comenzado con Carlos I (V del Sacro Imperio Romano), tuvo sus repercusiones en el Caribe. Los franceses comenzaron una serie de asaltos y ataques a las posesiones y barcos españoles. San Germán fue atacada por los franceses en 1528, 1538, 1569 y 1578. En todas las ocasiones los vecinos prefirieron mudar la villa.

A esto hay que añadir que los Caribes continuaron sus incursiones sobre la Isla de San Juan Bautista. La zona oriental de la Isla fue la más afectada.

Todo esto motivo que en 1533 comenzara a construirse la Fortaleza de Santa Catalina (residencia de los gobernadores). En la década de 1540 se comenzó la construcción de San Felipe del Morro para proteger la bahía. Debido a la poca productividad económica de la Isla, el situado, procedente de México, comenzó a llegar desde el 1574. El situado era un subsidio proveniente de las arcas mexicanas y era destinado para la defensa de la Isla.

Para 1582 las dos principales entidades políticas eran la villa de Puerto Rico y la villa de San Germán. Cada una era gobernada por un consejo municipal o cabildo (ayuntamiento), que era la entidad gubernativa de una población. Sus miembros eran respetados ciudadanos o súbditos que contaran con tierras y riquezas.

La economía: Luego de disminuir la economía minera, la Isla desarrolló una economía agropecuaria. Esta era de dos tipos: subsistencia y de exportación. Se crearon tres tipos de unidades para el desarrollo de la nueva economía:

Las estancias: Fincas donde se realizaban cultivos de productos, tanto de exportación (jengibre) como de consumo local (yuca, batata, entre otros).

Los hatos ganaderos: Para la cría de ganado caballar y vacuno. En la primera mitad del siglo XVI, los hateros vendían grandes cantidades de ganado que fueron utilizados en el proceso de conquista del continente.

Los ingenios azucareros: El azúcar fue el producto que se potenciaba como el sustituto de la economía minera. Para su cultivo era necesario la mano de obra barata, la cual fue proporcionada mediante la trata de esclavos.

Principales productos de exportación: azúcar, cueros y jengibre.
  
Ataques extranjeros de mayor envergadura:

Ataque de Francis Drake (1595): Drake fue uno de los principales comandantes navales ingleses. Fue el segundo al mando en la derrota de la Armada Invencible española, y el segundo en darle la vuelta al planeta. Su muerte ocurre a meses luego de su derrota en Puerto Rico.

Ataque del Conde de Cumberland (1598): Cumberland toma la ciudad y el fuerte a finales de junio, sin embargo, una epidemia de disentería diezma a las tropas ingleses, por lo cual, estos se tienen que retirar.

Ataque de Balduino Enrico (1625): Capturan la ciudad, y ponen sitio al Morro, donde las fuerzas españolas se prepararon para defender el lugar. Luego de varios intentos, los holandeses deciden retirarse, no antes, quemando y saqueando la ciudad. El fuego destruyó la biblioteca del obispo y con ella gran parte de la historia documenta hasta el momento.
  
Siglo XVII: Inicia la decadencia española (1625-1700)

Economía: Este periodo es caracterizado por un auge en la ganadería. El cuero vacuno era muy bien vendido tanto de forma legal como de manera ilegal.

El jengibre y el tabaco fueron otros dos productos que aumentaron en su producción. La producción azucarera se estancaría debido al poco comercio con Sevilla, único puerto autorizado para comercial.

El comercio ilegal o contrabando se intensificó debido a la disminución de los viajes comerciales entre Sevilla y Puerto Rico. Entre los productos más contrabandeados estaban los cueros, el tabaco y el jengibre. El contrabando fue tan habitual que obispos y gobernadores participaron de él.

La Isla como bastión militar: La poca producción minera y el despoblamiento de la Isla llevaron a que las autoridades españolas sólo vieran a San Juan Bautista como una posesión militar que resguardara el Caribe hispano. Aunque la Isla no era uno de los destinos de las flotas españolas, si era considerado por las naciones extranjeras como un punto estratégico que sirviera de base naval para poder atacar a los navíos enemigos.
  
Primera mitad del siglo XVIII: Corsarios y la lucha naval por el Caribe

Términos:

CorsarioEra un navegante que conseguía el permiso del gobierno de un país para atacar y sabotear la navegación de los países enemigos.

PirataEs un bandolero marítimo que se dedica a atacar navíos, independientemente de la procedencia de ellos.

El siglo XVIII inició con un cambio de mando en la monarquía española. La Casa de Austria queda sin descendientes y la Casa de Borbón, procedentes de Francia, asume las riendas del país luego de una guerra de sucesión (1701-1713). Felipe V fue el primer gobernante Borbón. También fue el precursor iniciar de una serie de reformas conocidas como las Reformas Borbónicas. Estas reformas iban dirigidas a mejorar la economía del reino. No obstante, Puerto Rico no fue afectado por ellas hasta la segunda mitad del siglo XVIII.

Durante la primera mitad del siglo XVIII, la Isla fue base de operaciones de corsarios al servicio de España. También varias localidades fueron atacadas por corsarios enemigos. Algunas de las villas atacadas fueron Arecibo (el capitán Antonio Correa defendió la villa) y Loíza, por los ingleses; y Guayanilla por los holandeses. La isla de Vieques fue disputada entre los ingleses y los españoles.

Los dos principales corsarios puertorriqueños de la época fueron Miguel Henríquez y Pedro Vicente de la Torre. El prestigio de Miguel Henríquez fue tanto que recibió el nombramiento de Caballero de la Real Efigie por parte de Felipe V.

Entre 1701-1712, la villa de San Germán tuvo una serie de pugnas contra la ciudad de Puerto Rico, debido a las solicitudes de envío de fuerzas terrestres para la defensa de la ciudad amurallada. El cabildo de San Germán consideraba que no se podían enviar refuerzos a Puerto Rico, mientras ellos también necesitaban milicias que defendieran la zona. La pugna se resolvió legalmente a través de la Audiencia de Santo Domingo.

El siglo XVIII fue uno de aumento poblacional. Una de las razones fue la entrada de canarios a la Isla, quienes venían con la esperanza de una mejor vida. La mayoría de ellos se desarrollaron como pequeños agricultores. El aumento poblacional se ve reflejado con un aumento de pueblos fundados.
  
Reformismo borbónico, 1750-1791

El reformismo borbónico se basó en el desarrollo de una economía de mayor producción que rindiera frutos positivos para la Corona. Para ellos era necesario la apertura de puertos y el desarrollo de una agricultura de exportación, tanto el tabaco como la caña de azúcar servían para estos propósitos. No obstante, las pugnas con los hateros continuaron.

Las guerras europeas y la caída de la Habana en 1762, llevó que los reformistas buscaran el mejorar las defensas de la Isla.

Debemos reconocer la figura de Alejandro O’Reilly, quien fue el enviado de Carlos III a realizar la visita general a Puerto Rico. Las recomendaciones indicaban que debía de desarrollarse un comercio libre, aumentar la trata negrera, el desarrollar la agricultura comercial y fortalecer las defensas de la Isla. En cuanto el desarrollo económico la Real Cédula de 1778 era una reforma al sistema agrario donde se repartieran las tierras de una manera más productiva, aunque esta quedo inconclusa.

Las Reformas Borbónicas como cualquier reforma necesitaban de especialistas que describieran la Isla para que en España se pudiera tener una mejor visión de lo que se tenía en ella. Los dos testimonios de mayor importancia son: el de Fernando Miyares, un militar cubano, y el de fray Iñigo Abbad y la Sierra. Otra figura importante fue el pintor José Campeche, quien fue discípulo del pintor español Luis Paret y Alcazar.
  
Las revoluciones atlánticas y su efecto a Puerto Rico

Guerra de Independencia de las Trece Colonias (1775-1781). Las trece colonias se convierten en la primera república moderna. Fuerzas españolas procedentes de Puerto Rico, entre otros lugares, participaron en la contienda. Los Estados Unidos serán el primer lugar de exportaciones de los productos procedentes de Puerto Rico.

Revolución Francesa (1789-1799). Conflicto social y político, que inicia en 1789 y culmina con el golpe de estado de Napoleón Bonaparte en 1799. La Revolución Francesa demostró que las monarquías absolutas eran vulnerables a las pretensiones de libertad, igualdad y fraternidad que la clase burguesa pretendía. La Revolución Francesa también despertó los rencores existentes entre diversos grupos sociales.

Revolución Haitiana (1791-1804). La Revolución Haitiana fue iniciada como una rebelión de esclavos en la colonia más rica del planeta (Haití era el mayor exportador de azúcar en el planeta) en ese momento. La revolución termina con la creación de la República de Haití en 1804. Tanto en Puerto Rico como en otros lugares de Hispanoamérica se temía que los esclavos siguieran el ejemplo de Haití. Esto provocó que las represiones gubernamentales fueran mayores. Debemos indicar que en 1822 Haití anexa a Santo Domingo y lo mantiene ocupado por 22 años. Durante este periodo un gran flujo de criollos y franceses procedentes de la Española llegaron a Puerto Rico.

Guerras Europeas (1792-1815). La Revolución Francesa inició una serie de guerras en Europa, donde los franceses e ingleses con sus respectivos aliados lucharon. En muchas ocasiones, las alianzas de esta guerra eran cambiantes, así vemos como en momentos España es aliado de Francia y en otros aliado de Inglaterra. Las guerras terminan con la caída de Napoleón.

En 1796, España se alió a Francia, por lo cual los ingleses fueron considerados sus enemigos. En febrero de 1797, el general inglés Arbercromby ocupa la isla de Trinidad y decide atacar a Puerto Rico. El sitio de la ciudad inicia el 17 de febrero y culmina el 30 de abril, cuando los ingleses se retiran. En total, el sitio duró diez semanas, en las cuales las milicias puertorriqueñas jugaron un papel de suma importancia.

Dentro de las guerras europeas ocurrió la Guerra de independencia española (1808-1814). Una crisis política en España producto de las propias guerras europeas fue aprovechada por Francia para ocupar el país. Esto llevó a que el pueblo se sublevara y se iniciara una coalición entre España, Portugal e Inglaterra contra los franceses y sus aliados españoles. En esto se desarrolló la Primera Constitución española en 1812 en la ciudad de Cádiz.

Al igual que ocurrió en Cádiz, en el resto de Hispanoamérica se comenzaron a realizar movimientos de corriente libertaria. Puerto Rico no fue la excepción. Aquí se escogió a Ramón Power para representar la Isla y cada uno de los cabildos existentes (San Juan, San Germán, Aguada, Arecibo y Coamo) enviaron unas recomendaciones. Curiosamente, la de San Germán exigía la independencia de la Isla en el caso de que España se viera sometida a Francia. Las peticiones de San Juan iban dirigidas a mejorar la economía de la Isla y enfatizaba en las posibles consecuencias de una insurrección de esclavos.

Aunque Power muere en una epidemia en Cádiz en 1812, dejo la base para que se promulgara la llamada Ley Power. Esta dispuso de cinco reformas:

1.   Creación de la Intendencia (Hacienda), Alejandro Ramírez fue su primer intendente.

2.   Abolió las pesas ganaderas, dando espacio a un mayor flujo de ganado.

3.   Fundó la Sociedad Económica de Amigos del País, grupo corporativo que buscaba mejorar la economía de la Isla.

4.   Permite importación de harinas y exportación de ganado.

5.   Ordenó habilitar los puertos de salida al mar.

Guerras de independencia de Latinoamérica (1810-1826). La crisis política en España se ve reflejada en las luchas sociales en América entre criollos y peninsulares. Esta lucha de poder llevó a la formación de Juntas locales que en la eventualidad declararon la independencia de sus respectivas regiones.

Puerto Rico y Cuba serán las únicas dos colonias que no obtuvieron su independencia durante este periodo. Se debe indicar que de la Isla salieron refuerzos de tropas que ayudaron a las causas realistas (a favor de la corona) en América del Sur, entre ellas estaba el capitán Juan Domingo de Monteverde, quien con un pequeño contingente de soldado llegó a Venezuela y se encargó de agrupar a los realistas para así derrotar la causa independentista.

Puerto Rico estuvo en la mente a algunos líderes independentistas como Simón Bolívar. En las fuerzas de Bolívar se encontraba el general Antonio Valero de Bernabé (1790-1863), criollo puertorriqueño nacido en Fajardo, quien tuvo una larga carrera militar. Se destacó en la guerra contra los franceses, lucha a favor de la independencia de México hasta que Iturbide se proclama emperador, luego pasa a Venezuela donde ingresa a las fuerzas de Simón Bolívar. En Sudamérica lucha junto a los generales Santander y Sucre. Crea un plan para invadir y expulsar a los españoles de Puerto Rico, la expedición contaba con unos 3,000 efectivos. Esta nunca ocurre. Las razones son varias: a los Estados Unidos de América no le convenía que Cuba ni Puerto Rico se independizaran en ese momento; Bolívar, principal benefactor de Valero cae en desgracia ante otros sectores nacionales. Valero se queda sirviendo en Venezuela.

Con la revolución mexicana (1810), el situado deja de llegar a Puerto Rico y la Isla se sumerge en un periodo de crisis económica. Las autoridades tienen que hacer frente a ella mediante varias medidas. Entre ellas:

La creación de la Sociedad Económica de Amigos del País (Sociedad que se encargaba de diseminar el conocimiento científico y técnico en busca de mejorar la economía de un país o región).

La Cédula de Gracias de 1815 (En ella se establece la nueva política financiera de la colonia, se realizan reformas de poblamiento y de desarrollo económico).


Otros datos importantes: En 1813 es abolida la Constitución de Cádiz y Fernando VII es reestablecido como monarca absoluto. En 1820 se da un golpe liberal y la Constitución es reestablecida. El Trienio Liberal dura hasta 1823, nuevamente Fernando VII asume el poder absoluto. Ese mismo año, se nombra a Miguel de la Torre como gobernador de la Isla.  

6 comentarios: