miércoles, 23 de marzo de 2016

Prólogo Historia de los terremotos en Puerto Rico


Prólogo del libro Historia de los terremotos en Puerto Rico 
Por:
Dr. Luis Edgardo Díaz Hernández
Catedrático PUCPR, Historiador.

La historia es la madre de todas las disciplinas y la geografía es una de esas ciencias auxiliares que la complementan.

Para ordenar por amazon
Luis Caldera Ortiz es un estudioso de la historia que ahora nos sorprende con este libro que titula Historia de los terremotos en Puerto Rico, sin embargo, el autor va más allá de la historia y se adentra a la teoría relacionada con las causas de los movimientos telúricos incluyendo los maremotos. Esta lectura es muy práctica para los lectores ya que hace un recorrido de los temblores fuertes o terremotos que han afectado nuestro terruño desde los orígenes históricos hasta al presente.

Caldera basa su estudio en las frecuentes visitas que realizó al Archivo Nacional de Puerto Rico, al Archivo Histórico de Ponce y a su consulta a los periódicos locales del siglo XIX y XX. A esto, añadimos que completó esta investigación en sus visitas a diferentes archivos españoles vía digital o “en línea”.

El autor además de ponernos al tanto de una historia de Puerto Rico desconocida para muchos lectores, nos revela que a pesar de que en esta región caribitana o caribeña ocurren frecuentemente temblores, los “fuertes” son pocos, pero causan destrucción. Ejemplo de esto fueron el terremoto en 1787, el de 1867 y el desastroso de 1918.

El Caribe nuestro, y muy en especial la región de Puerto Rico, está rodeada de varias fallas tectónicas que al “acomodarse” o moverse hace o promueven el movimiento telúrico de la superficie aledaña, provocando lo que llamamos temblor y/o terremoto. Hay que darle importancia a la falla localizada al norte de la isla de Puerto Rico, llamada: “trinchera” que tiene más de 28,000 pies de profundidad, donde cabe muy cómodamente el pico más alto del planeta, el “Everest”

El libro es ameno, además de informativo, nos trae hasta el siglo XXI para recordarnos que los movimientos telúricos van a estar afectándonos a través de toda la vida.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario